¿Qué es la Coordinación General del Consejo Estatal de Seguridad Pública y para qué sirve?

Para quienes estamos preocupados por la seguridad en nuestro estado la figura de la Coordinación General del Consejo Estatal de Seguridad Pública es una muy buena noticia para todxs los ciudadanxs. En este caso, nos tomamos un café con Ricardo Jenny del Rincón quien funge como Coordinador General de este para que nos platicara qué es lo que hace la Coordinación, cuál es su objetivo, cómo vamos en materia de seguridad y cómo podemos participar desde la sociedad civil en este tema.

 

¿Qué es la Coordinación General?

La Coordinación General del Consejo Estatal de Seguridad Pública es una figura ciudadana que forma parte del Consejo Estatal de Seguridad Pública; integrada por todas las instituciones federales, estatales y municipales en materia de seguridad pública, delegaciones federales, los dieciocho presidentes municipales, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el Supremo Tribunal de Justicia, y la cual le da origen la Ley de Seguridad Pública del Estado de Sinaloa.

 

Esta figura está integrada por nueve representantes de la sociedad civil, de los cuales uno es el Coordinador General, en este caso el cargo lo ocupa Ricardo Jenny del Rincón.

Ricardo nos platicó que esta figura se creó hace más de 20 años a partir de la presión de las sociedad civil organizada, para generar un mecanismo de participación en materia de seguridad pública en el estado.

 

¿Cuál es su objetivo?

Esta Coordinación tiene por tareas proponer, evaluar, y hacer análisis de la política pública en el tema de seguridad, así como darle seguimiento a estas, a los programas, y a las instituciones encargados de mantener la seguridad. La Coordinación también funge como un observatorio ciudadano donde recibe información y estadísticas de las instituciones y autoridades públicas de seguridad, trabaja con cámaras empresariales, colegios de profesionistas, la academia, y los colegios de abogados.

El objetivo de esta es generar propuestas que sean factibles y que sean avaladas por los organismos ciudadanos que nos proponen.

Por ejemplo, el semáforo delictivo es una de las herramientas que más usamos para evaluar cómo vamos en materia de seguridad por ser muy simple de usar y de comunicar, y porque marca tendencias, sin embargo no es un absoluto.

 

¿Qué están proponiendo como organismo ciudadano?

En este momento estamos trabajando en un programa que se llama “Programa de Orden y Respeto”, este propone que los municipios le den un total cumplimiento a su Bando de Policía y Gobierno, y a sus reglamentos de tránsito para mejorar la convivencia social y la percepción de seguridad en las ciudades, porque si tu tienes una especie de cero tolerancia con las personas que se pasan los altos, que se estacionan en lugares para discapacitados, en banquetas o camellones, que conducen bajo los influjos del alcohol o drogas, si van con vehículos sin placas, polarizados, sí esas cuestiones las atacas te vas a encontrar con mucha gente que probablemente no son delincuentes pero que no tienen cultura cívica ni vial.

El objetivo de este programa no es buscar delincuentes de alto impacto, sin embargo en el camino vas a dar con ellos, te aseguro que alguno de ellos o van a traer armas o se encontrarán bajo los influjos del alcohol o drogas, o incluso en posesión de sistemas de radiocomunicación para uso exclusivo de las autoridades.

Existe la posibilidad que aquel que va manejando pasándose los rojos y a alta velocidad sea un vehículo robado o que venga de cometer un ilícito, a lo mejor la gran mayoría no, pero entre las faltas menores se pueden encontrar delincuentes.

Como parte de las contribuciones que ha hecho la Coordinación General podemos presumir la creación de la Unidad Especializada Antisecuestros, que es es uno de los logros que se formó a petición de la Coordinación General hace alrededor de 20 años a partir de la presión de organismos ciudadanos para prevenir y atender el secuestro, y que es una de las mejores unidades a nivel nacional.

 

“Entre las faltas menores se pueden encontrar delincuentes. Si nadie estuviera cometiendo estas faltas la ciudad se sentiría más tranquila, sería un tema de percepción muy fuerte, de que vivimos en una ciudad en paz”

 

¿Qué pasa en materia de seguridad en el estado?

Los recursos en seguridad son federales, la federación declaró que en la medida que los policías estatales y municipales no pasen los exámenes de control de confianza, la federación te retira los recursos para esos policías.

Ahorita se están liquidando a quienes no pasan los exámenes de control y confianza y nos quedamos con pocos policías. Hay quienes no pasan los exámenes, en este caso el Estado no tiene por qué solapar a personas que no tienen la capacidad de ejercer esa función, sin embargo los elementos que reprueban el examen tienen la posibilidad de volverlo a hacer después de dos años. La Organización de las Naciones Unidas establece como ideal que existan 300 policías por cada 100 mil habitantes, en nuestro caso tenemos cerca de la mitad de policías recomendados por la ONU.

La cuestión es que nos quedamos con pocos policías en un año, por ello se firmó un convenio de colaboración en la que la Secretaría de Defensa Nacional mandó 1,200 efectivos de la policía militar que sí están capacitados en materia de Derechos Humanos, si están capacitados para estar en la calle, esta es una solución provisional a la falta de elementos policiales. El convenio no sólo son estos efectivos, sino que también incluye que estos efectivos capaciten a los elementos a pasar los exámenes de confianza.

Entre los delitos más comunes que tenemos se encuentran: robo a casa habitación, robo a comercio, robo a vehículo, y homicidio, y todos estos tienen una constante: se cometen con armas de fuego. La posesión de armas es un delito federal, por lo tanto le compete a la federación, a nivel local se están realizando campañas de donación voluntaria de armas de fuego, sin embargo la raíz del problema radica en las fronteras del país, para ello debemos pedirle mucha ayuda a la federación para regular la entrada de armas por las aduanas, y por otra parte establecer convenios de cooperación con los Estados Unidos.

 

Otra cuestión es la cifra negra y los índices de impunidad a nivel estatal, de acuerdo con el INEGI la cifra negra está contemplada en un 98%, es decir, estos son los hechos delictivos no denunciados.

 

¿Por qué no denunciamos?

La gente no denuncia porque es muy difícil denunciar; te cuesta tiempo, dinero, desgaste, es complicada la denuncia. En este tema la implementación del canal de comunicación a través del 911 es un gran avance pues esto hace que la denuncia sea algo mucho más confiable y centraliza la denuncia desde emergencia de salud hasta seguridad, además estas denuncias se concentran en un sistema nacional donde queda capturado el delito y todos los pormenores.

También, con el nuevo Sistema de Justicia Penal existe un mandato nacional para que todos los Ministerios Públicos tengan una unidad de atención temprana, esto es la primera cara que vas a ver cuando presentes una denuncia, será una cara amable y sensible, y que no culpabiliza a la víctima.

 

¿Cómo se comunica la Coordinación General con la ciudadanía?

Tenemos tres formas de comunicarnos con la ciudadanía: ruedas de prensa sobre posicionamientos ciudadanos con respecto a un tema en específico, el segundo es con una medición mensual con la estadística que recoge la fiscalía con esos números los integramos al Semáforo Delictivo, la tercera es una reunión por lo menos mensual con todas las cámaras, colegios, asociaciones, instituciones de asistencia privada, donde presentamos un informe ejecutivo que nosotros elaboramos.

 

“Hay que tener cercanía con las autoridades, lo peor que podemos hacer es alejarnos, ahí si no hay control ciudadano”

 

Les dejamos los números de denuncias y mecanismos que tenemos como sociedad civil para actuar de manera oportuna en caso de ser víctima o testigo de algún delito, así como para generar una cultura de seguridad.

 

  • 911: Emergencias médicas, emergencias de Protección Civil, emergencias de servicios públicos, y emergencias de seguridad
  • 088: Denuncias secuestro y extorsión
  • 01 800 221 5803: Unidad Antisecuestros Sinaloa

 

Plataforma Digital del Diplomado en Educación de Paz Aplicada Sinaloa. 

Comentarios

comentarios