Realmente no entendemos la paz: Steve Killelea

La paz es la meta ideal para todas las naciones, a partir de que ésta trae beneficios tanto sociales como económicos, advierten

Entender la paz no es algo sencillo, pues esta debe entenderse que para cada individuo o nación la construcción de la misma puede ser diferente, de acuerdo con Steve Killelea.

 

El fundador del Instituto para la Economía y la Paz, que elabora el Índice de Paz Global, el cual abarca 163 países, estableció que la paz es la meta ideal para todas las naciones, a partir de que esta atrae consigo beneficios tanto sociales como económicos.

 

Killelea, que formó parte de los ponentes en el evento “Motivos para la Paz”, que se desarrolló en Culiacán, dijo que en el Instituto para la Economía y la Paz se buscó hacer un análisis de los sistemas y flujos de cada país, con el fin de encontrar posibles respuestas que puedan llevar a la construcción de paz.

“Realmente no entendemos la paz. El trabajo que hacemos en el Instituto para la Economía y la Paz es innovador, tener cálculos y medir la paz, entender en diferente países, hacer comparaciones en los sistemas de naciones para tratar de entender qué sistemas funcionan mejor para encontrar la paz”, dijo.

 

“Al medirlo podemos entender si las naciones están ayudando al cambio, pero estas cosas llevan mucho tiempo para que tengan un impacto”.

 

El Índice de Paz estudia ohco pilares, que engloban una serie de problemáticas locales y mundiales, como el buen funcionamiento del gobierno, la distribución equitativa de los recursos, el libre flujo de información, el entorno empresarial sólido, el alto nivel de capital humano, la aceptación de los derechos de los demás , los bajos niveles de corrupción y las buenas relaciones con los vecinos.

 

Uno de los beneficios de obtener la paz, dijo, podría verse en los indicadores económicos, pues según el análisis del Instituto aquellos países con mayores niveles tienen también una mayor riqueza.

“Los países que están mejorando tienen un crecimiento en su ingreso bruto del 1.5 al 5 por ciento más que otros países, porque tienen mejores medidas de inclusión como equidad de género, que están mejor en desarrollo ecológico”, dijo.

 

Al mismo tiempo, se encontró que uno de los principales problemas para la obtención de paz en algunos países, entre ellos México, es la coprrupción.

“En el primer índice que hicimos, había tres países en el mundo con un lugar muy sensible, esos países estaban en África, que siempre han sido los peores, pero en el último índice su posición mejoró un poco, pero en México la percepción salió baja, dice que 9 de cada 10 mexicanos piensan que hay corrupción”, dijo.

 

De acuerdo con el estudio “México: Anatomía de la Corrupción”, desarrollado por el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C., la corrupción, además de afectar en el crecimiento económico, esta también se convierte en un costo.

 

Para el 2016, indicó el estudio del IMCO, ese costo pudo significar hasta el 10 por ciento de todo el Producto Interno Bruto generado en 2016, es decir, por cada 100 pesos de riqueza que se genera en México, 10 pesos son para pagar la corrupción.

 

Killelea señaló que ese tipo de estudios dan la respuesta final para saber por qué en México no se puede tener un mejor índice de paz.

No obstante, dijo, cuando se tiene identificado el problema, el sistema de éste y su flujo, es posible identificar también su posible solución.

 

En la mayoría de los casos, prosiguió, esa solución se encuentra desde la participación activa de la sociedad, pues se ha demostrado que cuando la sociedad se involucra se pueden obtener casos.

“Cuando ustedes van a las partes más violentas del mundo van a ver las personas más valientes, no de Australia que es de donde yo vengo, de Nueva Zelanda o Japón, o de la mayor parte de Europa”, dijo.

 

“Hay muchos lugares, como los guerreros tribales de África, por ejemplo, y empiezan a conocer gente y realmente son gente muy valiente para hacer cosas valientes para tratar de transformar su sociedad”.

A esas personas Steve Killelea las comparó como héroes, que en ocasiones pueden morir a partir de la defensa de su ideal, lo cual puede provocar también un cambio o un retroceso.

 

En el caso de México, ese tipo de personas se puede ver en los grupos sociales que están a favor de la transparencia y la rendición de cuenta, en favor de una lucha contra la corrupción y en favor de una lucha en favor de la paz.

 

Como ejemplo citó el número de asesinatos de periodistas en México, que fueron atacados por hacer la cobertura sobre la “guerra contra el narcotráfico”.

“Algunas veces hay una entrega personal y en ocasiones mueren y parte de eso se refleja en México, creo que hasta el último año 79 periodistas fueron asesinados por cubrir las guerras de las drogas, esto es peligroso, realmente es peligroso, son temas peligrosos”, dijo.

 

“Creo que el heroismo está, pero junto con esto está el número de personas que no les importa que haya gente mala, normalmente hay mucha gente mala en el mundo”.

 

El poder de la sociedad en países como México, prosiguió, es muy fuerte, por ello que sea necesario buscar la paz desde organizaciones sociales, pues de tenerse, los cambios podrían ser sólidos.

 

Aseguró que la fuerza social es una estrategia de peso, dado a que se tiene documentado que en sistemas democráticos como los de México, la sociedad tiene la manera de generar los cambios necesarios a partir del asunto político.

 

Una estrategia, dijo, es la electoral, el cual puede mostrar un comportamiento en favor o en contra de líderes políticos, así como de marcar las agendas de estos para así lograr la paz.

“La política es una profesión muy conservadora, los políticos por lo general siguen a los líderes, a líderes profundos, veamos a Nelson Mandela, de Sudáfrica, pero por lo general harán lo que deban hacer para mantenerse en el poder”, dijo.

 

“En una sociedad como México, como Australia o la mayor parte de Europa las elecciones es lo que los tienen en balance con nosotros, entonces el poder de la gente de muchas maneras es subestimada y en ocasiones yo creo que en muchos lugares debe ser tomada para hacer cambios sistémicos, cambiar el sistema”.

————

ASÍ LO DIJO

“Realmente no entendemos la paz. El trabajo que hacemos en el Instituto para la Economía y la Paz es innovador, tener cálculos y medir la paz”.

“Cuando ustedes van a las partes más violentas del mundo van a ver las personas más valientes”.

“En México dice que 9 de cada 10 mexicanos piensan que hay corrupción”.

Steve Killelea

Fundador del Instituto para la Economía y la Paz

Comentarios

comentarios